Formacion

Masajes infantiles: las cálidas pelusas

Hay tantos tipos de masajes como ideas se les puedan ocurrir a los papás.

Cualquier variedad es adecuada siempre que al niño le agrade y consigamos nuestro objetivo, que es pasar un buen rato y sentir sensaciones agradables tanto el niño, como los padres como la interacción de ambos. Os proporcionamos algunas ideas.

Las cálidas pelusas

El juego consiste en coger un algodón grande y pasarlo por las distintas partes del cuerpo del niño haciendo cosquillitas.

La Pelusa se puede mover realizando círculos grandes y pequeñitos. O se puede mover hacia arriba y hacia abajo mientras pasea por el cuerpo de nuestro niño.

Es importante que el niño esté desnudo para que sienta la suavidad del algodón al que llamamos cariñosamente “Pelusa”.

La secuencia que podemos hacer es, primero comenzar por las manos y sus dedos para seguir con los brazos, hombros, pecho, barriga, espalda, las piernas y por último los pies.

Es muy importante que Pelusa sea agradable para el bebé. Si le molesta o no le agrada, podemos pasar a buscar otra zona de su cuerpo que le guste más u otro movimiento que sea más agradable. No olvidéis que el objetivo es pasar
un ratito muy agradable con las sonrisas, risas
y reacciones de vuestro bebé con su nueva amiga Pelusa.

Pilar Rodríguez Rubio.
Psicóloga CV06547
Directora de Esteco Psicólogos en Valencia.

Volver a Actualidad